You are here

Viajes y embarazo: riesgos y consejos

► ¿Es seguro viajar en avión durante el embarazo?
► ¿Cuáles son los mejores consejos que seguir durante el vuelo?

A continuación ofrecemos respuestas a muchas preguntas planteadas por mujeres embarazadas cuando viajan en avión.

 

Los riesgos:

- A priori, el transporte aéreo no tiene efectos negativos en la salud del feto y no implica el riesgo de provocar un parto prematuro.
 - Sin embargo, si tienes alguna complicación relacionada con el embarazo, lo mejor es evitar viajar.
- Si tienes alguna complicación médica (por ejemplo, hipertensión, diabetes, etc.) durante el embarazo o si alguna vez has tenido un parto prematuro, es recomendable pedir consejo médico antes de salir.
- Los detectores de metales o escáneres corporales utilizados en aeropuertos no son perjudiciales para el feto.

 

El periodo más conveniente para viajar en avión:

- Durante el primer trimestre del embarazo, es probable que acentúen los inconvenientes típicos de los primeros meses, como las náuseas y la fatiga del viaje aéreo.
 - El segundo trimestre del embarazo, es decir, el período comprendido entre la semana 14 y 27 es la mejor época para viajar en avión.
- Las mujeres embarazadas pueden viajar sin demasiado riesgo hasta la semana 36 de embarazo. Sin embargo, existen algunas desventajas (tales como sentarse y el efecto de la presurización en el cuerpo de la madre) que pueden hacer el viaje muy incómodo.
- Consejo: desde la semana 28 de embarazo, consulte a su médico que te haga una autorización escrita en la que se mencione que tienes un examen médico, la fecha prevista para el parto y su declaración de que no presenta un riesgo de parto durante el vuelo.
- Consulta con la aerolínea para saber si no se arriesga a una denegación de embarque. La mayoría de las empresas se niegan a embarcar en la semana 34, 35 y 36.
 - La probabilidad de un parto es más importante a partir de la semana 36 de embarazo, por lo que se recomienda encarecidamente no viajar en avión en este periodo.

 

Algunos consejos:

- Durante el vuelo: promover la circulación de la sangre paseando de vez en cuando por  el pasillo.
 - Mantener una posición sentada durante mucho tiempo puede inflamar los pies y los tobillos. Ten cuidado con los zapatos cerrados; opta por zapatos ligeros que se ajusten a los pies.
 - El vuelo también puede aumentar el riesgo de trombosis y de venas varicosas. El uso de medias de compresión ayudan a protegerlo.
 - Si eres propensa a las náuseas, lleva en tu equipaje de mano medicinas para tratar las náuseas y problemas digestivos.

 

Leer también:

Los números de emergencia en el extranjero

Prevención médica antes del viaje