You are here

Viajar con niños

Viajar con un niño o un bebé a veces requiere tener especiales precauciones. Un pequeño problema médico en los niños pequeños (por ejemplo, diarrea) puede convertirse rápidamente en un problema grave. En Europ Assistance, este tipo de historias clínicas también requieren especial atención.
 
Contar con un seguro de asistencia en viaje que te proteja a ti y a tu familia durante toda la estancia, dondequiera que estés, es imprescindible.

 
Europ Assistance ofrece una serie de consejos si viajas con niños pequeños:
► El destino: evite climas demasiado calientes, demasiado húmedos o fríos. De 2 a 3 años, los destinos lejanos son posibles, pero evita los países donde se requieran vacunas y aquellos en los que existe riesgo de malaria y gastroenteritis. Evita llevar a un bebé a destinos de más de 1.800 metros.
 
► Hábitos: cambiar lo menos posible los patrones del bebé, tanto por su comida como por sus horarios de comida y descanso. Si vas en coche, es preferible viajar durante las horas de descanso del niño.
 
 
► Precauciones:
 ■ Considerar el tipo de documentación requerida (pasaportes, etc.), la asistencia en viaje, así como las vacunas obligatorias o recomendadas.
 
■ Anticiparse a las picaduras de mosquitos mediante el uso de repelentes adecuados para el niño y su protección durante la noche.
 
■ Atención al agua que se utiliza para la alimentación: elige agua embotellada y, en caso necesario, hierve el agua. Lleva un termo de agua caliente.

 
■ Asegúrate de que los niños beben regularmente.

 
■ Lleva comida específica para el bebé si este tipo de comida no está disponible. Pero ten cuidado si viajas en avión y si llevas alimentos para bebés en el equipaje de mano: es posible que en los controles de seguridad te puedan hacer probar el producto.
 
■ Protege al niño de las quemaduras solares, aplicando regularmente un protector solar con protección alta (mínimo 50). Ponle un sombrero de ala ancha para proteger también el cuello.
 
■ Piensa en una manera de identificar a tu hijo si está jugando en una playa o en un parque infantil (por ejemplo, un brazalete con su nombre, dirección y número de teléfono móvil). Nunca dejes a un niño sin supervisión;
 
■ Incluye en el equipaje un botiquín de viaje antes de salir e introduce algunos productos como soluciones para la rehidratación, desinfectantes, compresas, un termómetro, tiritas y protector solar.
 
■ Si viajas en coche con niños realiza descansos cada dos horas.
 
■ Si vas a viajar en avión lleva ropa de abrigo para proteger al niño del aire acondicionado.