You are here

Viajar con mascota: ¿coche o avión?

                                               

A continuación, te damos algunos consejos de viaje para prepararte mejor si te desplazas en coche o en avión con tu mascota.

Viajar en coche

Entrena a tu mascota para un viaje largo en coche llevándolo a hacer viajes cada vez más largos.
► Pregunta al veterinario si tu mascota puede soportar adecuadamente un viaje por carretera.
► Aprende los requisitos de entrada del país que vayas a visitar (pasaporte, papeles, vacunas) poniéndote en contacto con la embajada o el consulado del país en cuestión.
► Utiliza una jaula lo suficientemente cómoda y que se pueda separar de la parte de los pasajeros para que el perro permanezca en esa zona.                                                                                                                                                                                     

► Asegúrate de que tu mascota no puede saltar libremente en el interior del coche durante el viaje. Se podría poner en peligro la seguridad. ¡Pedir a las personas que te acompañen que mantengan a la mascota en los brazos o con una correa mientras se conduce no es una solución fiable!
► Asegúrate de que haya suficiente ventilación y luz natural. No encierres a tu mascota en una caja cerrada.
► Asegúrate también de que tu perro no puede sacar la cabeza fuera del vehículo durante la conducción.
► Haz paradas regularmente (al menos cada dos horas) para estirar las piernas y beber.

  
Viajar en avión

► Evita en lo posible llevar a tu mascota en avión: este tipo de viajes puede ser muy estresante y traumático para él. Elige un vuelo sin escalas.
► Al igual que un viaje por carretera, infórmate a tiempo sobre los requisitos de entrada del país que visitas (pasaporte, papeles, vacunas) poniéndote en contacto con la embajada o el consulado del país en cuestión y la compañía aérea.
► Verifica con la aerolínea, dependiendo del tamaño y el peso de la mascota puede viajar en la cabina (en una bolsa o caja apropiada) o ir en la bodega.
► Asegúrate de que todas las vacunas y los documentos necesarios están en orden.

► Elige una jaula según el tipo de viaje, las regulaciones y la comodidad de la mascota. Si tu mascota viaja en la bodega de carga, es recomendable dejar comida (en un recipiente cerrado) en la jaula, así como los medicamentos necesarios. Coloca una etiqueta en la caja con las palabras "animal vivo", el nombre del animal, las características del propietario, destino y número de vuelo.
► Firma claramente la identidad del animal y la información del propietario en el cuello (con tinta indeleble).
► Antes de iniciar el viaje, realiza una buena caminata saludable con el perro para que pueda hacer sus necesidades.
► Es mejor ir a buscar la mascota lo antes posible al llegar. Prepara una toalla de papel por si se ensucia. Después, sal de paseo con la mascota y prepara algo para que beba.

Más consejos de viaje:

Viajar con mascota: vacaciones sin preocupaciones

Viajes y embarazo

Viajar en coche durante las vacaciones: ¿estás preparado para salir?